Pero debemos recordar que las bajas temperaturas deshidratan y resecan la piel, además la altitud en montaña y la nieve aumentan la incidencia de los rayos UV. Disfruta del invierno y protege tu piel http://goo.gl/ahk6qm